fbpx

Si querés emprender y tener tu propia tienda online, es primordial atender cuestiones básicas. Por ello, te damos algunos consejos que no debes dejar pasar

Con el aumento del comercio electrónico en el mercado de habla hispana, cada vez hay más gente en Argentina que se anima a tener su propio emprendimiento apalancándose en las posibilidades que proporciona Internet.

En un contexto de cambios y altibajos en la economía muchas personas consideran emprender por diferentes motivos, desde conseguir independencia económica, ser sus propios jefes ó tener ingresos complementarios. Y del otro lado se observa que el comportamiento del consumidor también se ha modificado.

Según datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, Argentina ocupa el tercer lugar en América Latina en cuanto a número de usuarios de comercio electrónico con el 8,9% del total.

Además, se encuentra en el primer lugar en relación al consumo per cápita con 318 dólares anuales; y el segundo lugar en la tendencia al aumento del uso de comercio electrónico, con una proyección del 14,6% para 2019.

Estos indicadores demuestran que la tendencia del comercio electrónico está en aumento, mucho más que el comercio tradicional.

Por ello, si quieres emprender y tener tu propia tienda online es primordial atender a las cuestiones básicas acerca del tipo de producto que vas a vender; quiénes serán tus clientes o qué tipo de modelo de negocio implementar.

Para despejar todas las dudas y poner atención a los aspectos fundamentales, Jorge Rodríguez, fundador de Sucursal Móvil de Argentina, explica qué aspectos tener en cuenta para tener una tienda Virtual y da 10 consejos a tener en cuenta a la hora de iniciar un negocio online.

1- Menos Inversión, más beneficios.

Tener un negocio físico implica mucho dinero derivado en rentas, habilitaciones, servicios públicos, gastos de envío, servicios y demás aspectos administrativos y comerciales.

En una tienda virtual esos gastos se reducen, de modo que puedes invertir el dinero en una muy buena plataforma para tu ecommerce y el mantenimiento de la misma. Además, debido a la baja inversión inicial, es más sencillo empezar a tener beneficios, dado que la infraestructura es menor en comparación con una tienda real.

2- Elección del modelo de negocio.

Para minimizar los costos de inversión inicial de una tienda virtual, existe un modelo de comercio electrónico llamado Dropshipping, en el cual no es necesario invertir en un gran stock de productos. La tienda virtual se encarga de gestionar la atención al cliente y la toma de los pedidos, mientras que el mayorista que provee la plataforma e-commerce se encarga de almacenar, empaquetar y enviar los pedidos a nombre de la tienda online. Por estos aspectos este modelo es diferente y ofrece muy buenas ventajas para el emprendedor que quiere comenzar rápido pero que quizá no cuenta con el capital y los recursos que se necesitan.

3- Buscar un buen socio de negocio.

Considero que, parte del éxito de este modelo de negocio virtual, depende del mayorista, que debe contar con un buen respaldo para garantizar los procesos, realizar los envíos de los productos y atender las devoluciones. Asimismo, es fundamental contar con un servicio de asistencia personalizada para atender las consultas de los clientes durante el proceso comercial.

4- Horario prolongado.

La tienda virtual está disponible los 365 días del año y las 24 horas del día. Esta ventaja multiplica las posibilidades de ser visitados. Es decir que las compras por parte del cliente se podrán hacer siempre que él lo desee.

5- Diseño web adaptable.

Los usuarios, cada vez más activos en los sitios de comercio electrónico, en su mayoría acceden a través de tabletas o smartphones, motivo por el cual es fundamental que la tienda virtual esté diseñada para adaptarse a cualquier dispositivo móvil. En otras palabras, debe tener un diseño web responsive.

6- Sin barreras geográficas.

Con la tienda online se puede vender en todo el país, sin importar donde resida el emprendedor ni el lugar donde estén los clientes.

7- Difusión.

Para iniciar es fundamental tener presencia en las redes sociales, las cuales son una vía más para aumentar la visibilidad del negocio dentro del entorno social de los clientes potenciales, aportando valor, con contenidos útiles. Promocionar novedades y descuentos especiales, a través de fotos y videos, puede ser un primer paso.

Asimismo, para fidelizar a los clientes que han comprado productos similares, puedes implementar el envío de newsletters electrónicos a través de Email marketing.

Si dispones de un capital puedes complementar la difusión con Publicidad en Google o en diferentes redes sociales. La publicidad puede estar mucho más segmentada y es completamente medible en sus resultados.

8- Rapidez en los pedidos.

Se debe contar con un catálogo digital con fotos y descripciones actualizadas de los productos para proporcionar a los clientes la información necesaria para realizar las compras. Asimismo se debe dar a conocer las políticas del negocio acerca de los envíos y las devoluciones.

De esta manera, el cliente realiza la compra online de manera rápida y sin intermediarios. A través de la plataforma, el emprendedor recibe un mensaje por correo electrónico con la notificación de la venta realizada que le permitirá iniciar el proceso de alta del pedido, la facturación y coordinar la entrega del producto.

9- Entregas en tiempo y forma.

Este aspecto es tan importante que de ello depende en gran parte la satisfacción del cliente. Es muy importante que el mayorista, a través de convenios realizados con las empresas de transporte, pueda ofrecer a los clientes un buen servicio, en el tiempo estimado y a una tarifa diferenciada.

10- Facilidades de pago.

En cuanto a las formas de pago, los clientes cuentan con las facilidades y seguridades en los pagos, que generan más confianza a la hora de realizar las compras online.

1
Hola
¿En que podemos ayudarte?
Powered by